dissabte, 6 d’octubre de 2007

Pelotas, Pintura y ahora Plastilina

Dejando de lado el odio que le tengo a Sony, aún lo odio más cuando hace anuncios tan geniales como los que sacan cada año para su super tele Bravia.
Primero fueron las 250.000 pelotitas bajando por las calle empinadas de San Francisco, que si una ya pone nervioso...
Despues fue la lluvia de pintura, para mi el mejor con diferencia, y ahora usando la técnica de stopmotion llegan los conejitos de plastilina, es un currazo del mil, os lo digo por experiencia.

Durante 3 semanas, 40 animadores usaron 2,5 toneladas de plastilina para llena Nueva york de conejos saltarines y demás cositas.

Y es que publicitar "colores" da mucho de si.